Nocturnes Malandain / Chopin


Presa de sus estados de ánimo, en Los Nocturnos -21 obras para piano compuestas entre 1827 y 1846- Fréderic Chopin expresa las penurias del amor con la profundidad de su naturaleza melancólica. Esa preponderancia de un sentimiento cubierto de un velo oscuro, el gusto por lo mórbido, el romanticismo negro y “gótico” cultivados por Chopin y por otros románticos supuso un acercamiento hacia las danzas macabras, tan populares al final de la Edad Media. Generalmente se trataba de pinturas murales que representaban una serie de personajes de ambos sexos, de cualquier edad y condición y cada uno de ellos era llevado al descanso eterno por un esqueleto, esqueleto que no representaba a la Muerte sino al muerto, es decir, era la imagen póstuma de ese ser vivo. Más allá de la idea de unir dos cosas tan dispares como la danza y la muerte, las danzas macabras simbolizaban el paso del tiempo y mostraban el modo en que la Muerte une fraternalmente a seres de toda clase y condición. Vestigio de “un día negro más triste que las noches», como dijera Charles Baudelaire, Nocturnos se presenta como un fresco, como un sueño aplastado bajo el peso de una melancolía eterna. Thierry Malandain


Creado el 8 de noviembre 2014 en el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián en el marco del proyecto  Ballet T

Primera representación en Francia el 15 de noviembre 2014 en la Opéra de Reims

Música Frédéric Chopin
Coreografía  Thierry Malandain
Diseño iluminación Jean-Claude Asquié
Realización vestuarioKarine Prins

Coproducción
Teatro Victoria Eugenia Donostia / San Sebastián – Ballet T • Opéra de Reims • Centre Chorégraphique National d’Aquitaine en Pyrénées Atlantiques - Malandain Ballet Biarritz

Ballet para 22 bailarines

Duración : 28’



Joya coreográfica firmada por Thierry Malandain que se enaltece con el fulgor sombrío de Jean-Claude Asquié, de dramaturgia pulida, cuidadosamente musical, inteligente.

Danser Canal Historique, Agnès Izrine, 14 de noviembre de 2014